67df04ded316a5b3c8f749febe0cedd2_XL

Convocados por el padre Daniel Carreño, párroco de la Parroquia María Auxiliadora de San Gil, los días 14 y 21 de octubre de 2017, se reunió un grupo de 15 animadores laicos de pastoral de las distintas parroquias del municipio, con el fin de estudiar un tema muy especial en el marco del año de la Eucaristía y de la preparación que hace la diócesis para el congreso eucarístico Diocesano en el año 2018. Este tema es la Dimensión Social de la Eucaristía.

En este contexto, la Pastoral Social SEPAS, apoyó la realización de dos encuentros de formación, enfocados a hacer una reflexión sobre la Dimensión Social de la Eucaristía, como elemento sacramental y fundamental para lograr la unión de los distintos miembros de las comunidades, como Banquete Sagrado Eucarístico en el cual podemos fortalecer nuestro compromiso cristiano; en el cual – además de la luz del Evangelio y de La Palabra – alimentamos toda nuestra persona con el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

La Dimensión Social de la Eucaristía es una invitación para mirar más allá del simple acto de la comunión, como un acto de piedad individual o personal,  para dar paso a una conversión de la Eucaristía como Sacramento que nos invita – fundamentalmente – a la transformación personal y comunitaria de nuestras condiciones de vida.

En este sentido, se realizaron los dos talleres, y también hubo lugar para compartir las experiencias del apostolado y de la animación que estas personas realizan como ministros extraordinarios de la Eucaristía en su parroquia.