DSC_0057

Con el convencimiento de que hay otra manera de hacer economía y el cooperativismo es una de ellas, culminó el Seminario Taller: Coopclero, en un Mundo de Transformaciones Paradigmáticas, evento que se desarrolló del 3 al 5 de julio en la Casa de Encuentros la Anunciación de San Gil.

En su primer día, el Seminario Taller inició con la motivación de Jorge Krékeler, Asesor internacional en procesos de Desarrollo, quien de una manera didáctica y en base a la encíclica Laudato SI, motivó a los participantes a trabajar con conceptos alternativos de desarrollo, construyendo el futuro desde el presente y el papel de la Iglesia en los procesos de transformación económica, social y cultural.

Además, la experiencia de la de la Red de Acueductos Comunitarios Agua para la Vida, también fue un motivador para reconocer como la solidaridad es el camino para un nuevo tejido social donde la persona esté sobre los intereses particulares y económicos.

Para el segundo y tercer día, se contó con la intervención del economista Ricardo Dávila Ladrón de Guevara, quien recalcó el protagonismo que, durante más de 40 años, ha tenido la Diócesis de Socorro y San Gil a través de la Pastoral Social, en el desarrollo de las provincias del sur de Santander por medio del cooperativismo y la economía solidaria.

Así mismo Miguel Arturo Fajardo, director del Centro de Estudios de Economía Solidaria, a través del análisis de la realidad social, cultural y económica de la región, expresó cómo con las empresas asociativas han venido desarrollando la región, trabajo que se ha convertido en un referente nacional e internacional.

La tarea continúa y el rescate de la identidad cooperativa, la historia y la nueva visión de desarrollo se convierten el motor para hacer posible el bien vivir, y así lograr la armonía con el territorio, la comunidad, el trabajo, el ser humano y el poder.